odres@grupoodres.com

Iniciamos nuestra andadura en 1978 con la única pretensión de disfrutar haciendo música. Casi por casualidad, empezamos a caminar por una senda poco frecuentada: La música tradicional en la Comunidad de Madrid en la que estamos afincados. Los trabajos de recuperación de cantos y bailes de los pueblos madrileños, el contacto con informantes que conservaban estas joyas generación tras generación nos abrió los ojos a aspectos de la música desconocidos hasta ese momento. La música llevó a las tradicciones, la indumentaria, los instrumentos y, sobre todo, al descubrimiento de los sentimientos y la capacidad de evocar que se esconden mágicamente en las melodías. El material recogido en estos trabajos de campo de plasmó en varias grabaciones y publicaciones escritas.
Con el devenir del tiempo y el paso del grupo por formaciones corales-Coral Polifónica de Alcorcón y Grupo de Cámara Miguel de Fuenllana-, apareció ante nosotros la música medieval y renacentista, abriendo un campo paralelo, pero igual de apasionante que el emprendido años atrás. Nos llevó poco tiempo descubrir que la música tradicional y la medieval o la renacentista guardaban analogías tan claras en lo fundamental que no sería una idea descabellada hermanar sones y letras que, aunque temporalmente distantes, conservan su vigencia; y la conservarán mientras sean capaces de expresar de forma sencilla y natural los sentimientos universales que ha llevado a los hombres a componer cantigas, poemas, romances o danzas.

A mediados del año 2004, el grupo quedó reducido a tres componentes y tuvimos que replantearnos la línea a seguir. Convencimos a uno de los fundadores de odres para unirse de nuevo a nosotros.

Así, después de unos inicios titubeantes, hemos emprendido un camino que no podemos denominar nuevo, pués conjuga ideas de los primeros trabajos con la esencia de Mayrat. Este proyecto, que denominamos "Contrafacta" se centra en el Romancero Tradicional. Siempre hemos sentido una especial atracción por estas composiciones; a veces por las melodías y casi siempre por las letras. Sigue maravillándonos la pervivencia de temas ancestrales en la tradicioón oral: personajes artúricos, de la corte de CarloMagno y los doce pares de Francia, de personajes históricos o del principio de la épica nacional.
Ilusionados con este nuevo reto, llega el momento de desembalar material acumulado y darlo a conocer.