odres@grupoodres.com

Rabel / Giga

Se cree que ambas denominaciones pertenecen al mismo tipo de instrumento, un cordófono de pequeño tamaño, con dos o tres cuerdas de tripa y tocado con arco. Tenía una caja en forma de pera o media almendra, mástil y tabla armónica de piel o madera.

El término rabel se difundió por los países del sur de Europa desde España donde se utilizó el nombre para el instrumento aportado por los árabes que era más moderno que la mencionada giga. Francia e Inglaterra adoptarán formas como "RIBEC", "REBEC" o "RUBEBE". Italia se inclinará por el vocablo "RIBECA" o "REBECA". Todos estos términos procedentes de la voz adoptada en España.

El vocablo "GIGA" designará, en un principio, a un instrumento similar pero más tosco en su hechura. Una primera diferencia entre los dos pudo ser la tapa armónica, de piel en el rabel y de madera en la giga, pero los siglos de convivencia entre los dos, llevaron a una fusión entre las características de ambos. Con el paso del tiempo se abandonará este segundo nombre.

Como curiosidad, comentaremos que mientras Gonzalo de Bercéo utiliza giga, el Arcipreste de Hita habla de rabel.

En muchas de las referencias que encontramos sobre este instrumento aparece su alto y estridente timbre como una de sus principales características.

"EL RABE GRITADOR, CON LA SU ALTA NOTA

CABEL EL ORABYN TANJENDO LA SU ROTA"

(El libro de Buen Amor, del Arcipreste de Hita)

En las miniaturas de las Cantigas vemos numerosas representaciones de rabeles, que nos hacen pensar que este instrumento tuvo gran aceptación en la corte, pero fue perdiendo popularidad a favor de la vihuela de arco. Cayó en desuso y se refugió en el ambiente juglaresco y pastoril, en el que pervive actualmente.

Muchas son las regiones españolas que cuentan con la presencia del rabel, y todas con sus características peculiares.